Hoy en día, muchas empresas se encargan de administrar ellas mismas su nómina, descuidando otras áreas que permitan consolidar el proyecto empresarial. Esto nos es pertinente porque, la nómina no solo es cubrir a tiempo los salarios de los empleados, también se refiere a la contabilidad, reclutamiento, recaudación fiscal… en fin, todos esos aspectos relacionados con lo financiero y que son parte fundamental para la organización y consolidación de la empresa.

Ahora bien, cuando se habla de todos esos aspectos relacionados con la buena administración de una nómina, se piensa de modo inmediato en el Outsourcing de Nómina o Subcontratación de una empresa externa para que administre no solo la parte financiera, sino también de personal, a lo cual hoy en día otro tanto de organizaciones acuden, pues lo ven como lo que realmente es: una inversión segura y eficaz.

 

Por qué es importante una buena Administración de Nómina

Un asunto primordial del que provee la subcontratación al momento de administrar una nómina consiste en que su cliente, como empresario, deja en manos profesionales parte de sus actividades secundarias; es decir, que el emprendedor se ocupa de la dirección y atención respecto a su negocio, mientras que el Outsourcing de nómina se encarga de desarrollar esos aspectos de la nómina.

A todo esto, una empresa de Outsourcing cuenta con profesionales capacitados en el marco jurídico regulatorio ante las instituciones pertinentes.

Es decir, una empresa de Outsourcing, siendo especialista en Capital Humano, se encarga de estar enterado de la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social, las regulaciones ante SAT, ante el IMSS, etc., todas esas instituciones a las cuales una empresa que busca consolidarse acude para que respalde el propio negocio ante la ley.

 

Pero, cómo funciona el administrar una nómina

En pocas palabras, una empresa de Outsourcing buscará cómo minimizar costos operativos, actualizando a la empresa que lo contrató en los cambios de materia laboral y tributaria… es decir, que se ocupará en gran medida por encontrar la manera en la que la organización tenga mejores resultados.

Pero, ¿cómo lo hará? Para ello, el Outsourcing de nómina se centra en tres pasos:

  • Absorber lo referente a la nómina de su cliente, es decir toda esa información tanto financiera como del Capital Humano con el que cuenta la empresa, incluso de las instalaciones.
  • Se reestructura la nómina con todas las disposiciones legales del momento, así como con la información que surja de la evaluación del Outsourcing.
  • Se practica la nueva nómina con la información obtenida.

En la actualidad, muchas empresas acuden a estos servicios de Outsourcing en Grupo Estrategia, lo cual no solo les ahorra tiempo sino también les ayuda a distribuir mejor los recursos con los que cuenta.

Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: