El empleado es el activo más valioso de una empresa. De éste depende el buen desempeño operativo en una organización y representa casi un 70% de sus gastos. Por tal razón, buscar que el capital humano funcione de forma óptima es una inversión imprescindible para la consecución de los objetivos establecidos de una compañía, así como como para la generación de un ambiente laboral sano. Sin embargo, no todas las empresas están conscientes de la valía de esta inversión y la obvian de su planeación.

Aunque las organizaciones deben priorizar con la inversión en el desarrollo humano, apenas un 60% decide invertir en el desarrollo de su personal. Estar consciente de los beneficios que representa tener al capital humano actualizado y capacitado tiene muchos beneficios.

7 ventajas de invertir en desarrollo de personal

  • Aumenta la satisfacción de los empleados: Un empleado, mientras mayores herramientas tenga, más fácil podrá desempeñar su labor y más satisfecho se sentirá al hacerla. El compromiso que implica el desarrollo se ve reflejado en mejores resultados y seguridad en que el trabajo se está haciendo bien. Ambas cosas generan satisfacción en el empleado.
  • Incrementa el entusiasmo en los aspirantes: Tan importantes son los empleados activos como los potenciales. Informar, desde el proceso de reclutamiento, que la empresa se preocupa por la capacitación de sus empleados, es una excelente forma de comprometer a los potenciales empleados y hacer que la percepción de la empresa sea positiva desde el primer momento.
  • Mejora la comunicación: La capacitación del personal es un elemento clave para poner a todos los elementos en una misma sintonía. Cuando se expone con claridad cuáles son los objetivos de la empresa, la comunicación mejora y el ambiente, por consiguiente, lo hace también.
  • Reduce rotación de personal: El progreso dentro de una empresa es una de las prioridades de cualquier trabajador. Tanto así, que más del 50% lo considera tan importante como el salario. Un trabajador que recibe capacitación se entiende valioso para una empresa e incrementa la posibilidad de considerar remoto buscar un nuevo empleo.
  • Incrementa el compromiso: Yendo de la mano con el punto previo, cuando la empresa invierte en cursos para sus trabajadores, el trabajador incrementará su compromiso al entender que la compañía está invirtiendo en su desarrollo con el fin de perfeccionar su trabajo.
  • Incrementa la satisfacción del cliente: Un empleado satisfecho con la empresa en donde labora, tendrá mejor actitud. Si la actitud mejora, se genera un ciclo virtuoso en donde, como el empleado se siente a gusto, lo proyectará con los clientes y los clientes se sentirán más satisfechos con la atención que se les brinda.
  • Incrementa la cultura empresarial: Una capacitación conlleva mejoras en todos los ámbitos: la comunicación, la satisfacción del empleado, la satisfacción del cliente y el compromiso. De esta manera, la empresa puede solucionar problemas que serían más complejos de resolver y nutrirá su cultura, facilitando su crecimiento a mediano plazo.
Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: