En pocas palabras, un headhunter es un cazatalentos de puestos empresariales. Cuando las empresas necesitan cubrir puestos estratégicos dentro de la organización, acuden a un headhunter, el cual se encarga de encontrar al talento idóneo para el puesto que se requiere, sobre todo en perfiles directivos.

 

¿Cómo trabaja el headhunter?

Ofrecerá a la empresa que requiere el servicio, al menos tres candidatos que cubran el perfil solicitado. Para lograr esto, el headhunter realiza una búsqueda del talento que existe en ese puesto.

¿Cómo lo logra?

  • Se mantiene informado en redes sociales de profesionales, como Linkedin, con la finalidad de estar cerca de los expertos y conocer las actualizaciones y tendencias de cada industria.
  • Cuando tiene un posible candidato, el headhunter explica a detalle el puesto que requiere ser cubierto entrevista personalmente al candidato y evalúa actitudes, aptitudes y aspectos que influyan en su desempeño laboral.
  • Entrega una evaluación a la empresa sobre los posibles candidatos, destacando toda la información obtenida en la entrevista.

 

El headhunter trabaja en conjunto con la empresa

Una vez que haya entregado una lista de candidatos a la empresa, será esta última la que tome la decisión final. Sin embargo, el trabajo de un auténtico headhunter no termina ahí.

El headhunter da seguimiento al candidato elegido y cada cierto tiempo monitoreará al empleado, dándole a la empresa la seguridad de que su elección ha sido la correcta.

 

Un headhunter no es un reclutador de personal

Muchas personas confunden un headhunter con el reclutador de personal o el departamento de Recursos Humanos.

Aunque el objetivo sea el mismo (el cubrir un puesto laboral), los procesos son distintos, y de ellos depende el éxito de la selección de candidatos. Además, el headhunter se encarga, de cubrir puestos de alto nivel empresarial.

Con el reclutador, los candidatos se postulan, con el headhunter sucede lo contrario, él busca el perfil solicitado, persuadiéndolos y convenciéndolos de mejoras de todo tipo. Es decir que muchas veces los candidatos cuentan con un empleo, pero son convencidos por el cazatalentos para buscar otro ambiente de trabajo.

En la actualidad, muchas empresas de headhunting  cubren las necesidades que requieren los negocios en los principales puestos, como gerente, jefe de área o bien cualquier otro puesto directivo.

En apariencia, el trabajo de headhunter puede parecer sencillo, pero en realidad es mucho más profunda su labor, ya que el no recibe curriculum vitae o bien no existe el candidato que se postule a sí mismo como un talento; por el contrario, el headhunter va a la búsqueda de él.

Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: