Un gasto hormiga es aquel que a simple vista no se percibe, pero se hace con una constancia tal que termina siendo definitorio en la consecución de los objetivos financieros. En el ámbito laboral, este tipo de gasto parece inofensivo e incluso benéfico para la operación diaria de una empresa. Sin embargo, una vez que se evalúa en un periodo de tiempo determinado, por ejemplo anualmente, demuestra ser excesivo e incluso innecesario.

Para prevenir un gasto hormiga lo primero que hay que considerar es que suele estar presente cada que las finanzas no están siendo llevadas con detalle en una empresa. Por la misma razón, existe una posibilidad de que este tipo de gasto, más que evitarse, sea erradicado al ya estar presente en las prácticas habituales de una compañía. Y para ello es importante considerar cuáles son los gastos hormiga más habituales en las empresas.

Cinco gastos hormigas usuales en las empresas

  • Papelería: Los artículos de papelería son vitales para el funcionamiento de una empresa, pero también lo es el control de su uso. Llevar un inventario de lo que se necesita y solo resurtir cuando sea necesario, forma una parte muy importante de la optimización de gastos. Cuidarlo y atenerse a un límite anual en esta materia, es de vital importancia a la hora de evitar gastos innecesarios.
  • Snacks: Incentivar a los empleados a través de botanas, café y demás alimentos no es una mala práctica, pero sí lo es evitar saber cuánto es necesario invertir en dicho incentivo dado que no siempre es aprovechado de forma óptima y puede representar un gasto innecesario en muchas ocasiones. Saber cuánto se necesita para satisfacer esta necesidad y, de la misma manera que con la papelería, llevar un inventario al respecto, es fundamental para lograr que este gasto no se convierta en uno de los que se pretenden evitar.
  • Oficina: Tener un espacio óptimo para trabajar es indispensable a la hora de generar un buen clima organizacional. Que una oficina sea adecuada, no implica automáticamente que tenga que ser costosa. Evaluar entre las mejores opciones, por medio de la contemplación del costo y beneficio, espacio y servicios, es una necesidad tan vital como la de tener un espacio óptimo para trabajar.
  • Viáticos: El manejo de los viáticos puede salirse de control si no se le da la importancia que merece. Una práctica tan habitual como incorrecta es no tener noción real de los gastos a los que el empleado se someterá de forma tangible. Tener una noción clara de cuánto se debe invertir en cada empleado para cubrir sus necesidades es tan importante como la labor del empleado en dicho lugar.
  • Telefonía: Las llamadas de negocios son de gran trascendencia en cualquier empresa. No obstante, es importante saber quiénes serán aquellos miembros de la empresa que verdaderamente harán redituable una renta telefónica. Al final, si un teléfono empresarial no cumple con su labor real, se vuelve no solo un gasto, sino una herramienta innecesaria de ocio.

Cuando se trata de gastos hormiga, el panorama ideal siempre será prevenirlos en vez de erradicarlos. Sin embargo, sea cual sea el caso, estar consciente de su existencia y dedicar un tiempo a planear la forma de evitarlos, es factible de lograr en el corto plazo.

Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: