El término “automatización” tiene un peso específico en el ámbito laboral. El concepto ha tenido una connotación negativa al relacionarse con la sustitución de mano de obra por maquinaria con el fin de optimizar tiempos y reducir gastos. Sin embargo, si bien su práctica sí tiene la intención de perfeccionar procesos, no va de la mano con erradicar mano de obra, sino hacerla más eficiente a través de un sistema. Se define como transferir tareas de producción hacia elementos tecnológicos, con la ayuda humana. Por lo mismo, más que un sustituto, es un complemento y facilita las tareas, al mismo tiempo que brinda beneficios de carácter económico y temporal.

Cuando se trata de recursos humanos, la automatización es de trascendencia vasta. Por su naturaleza, donde una gran cantidad de datos deben ser recolectados y el papeleo puede volverse interminable, las nuevas tecnologías de la información, han logrado que esta rama presente una de las mayores evoluciones en esta materia. Gracias a la automatización, procesos que en el pasado eran complejos, tediosos y no completamente óptimos, se han logrado simplificar a un grado superlativo, habiendo beneficios reflejados en materia de: reclutamiento, psicometría, auditoría y, primordialmente, servicio al cliente.

Características de la automatización en recursos humanos

  • Minimiza fallos en reclutamiento. Gracias a la automatización, la subjetividad al momento de reclutar pasa a segundo término. El proceso establece parámetros claros y unificados previos al reclutamiento, dando resultados 100% objetivos acorde a lo establecido, evitando que sea la percepción humana la que fije un veredicto final.
  • Erradicación del error humano. Yendo de la mano con el punto anterior, pero también haciéndose extensivo a procesos ajenos exclusivamente al reclutamiento, el error humano (tan entendible, como común) queda de lado. Las herramientas tecnológicas para automatizar los procesos en recursos humanos evitan que todo el peso recaiga en la decisión de una persona y por lo mismo es uniforme y adolece de fallos.
  • Recopilación de datos digitales. Haciendo alusión al mencionado papeleo interminable, automatizar implica también reorganizar toda la información de forma digital. Ahora la big data está recolectada de forma organizada por medio de un dispositivo, aboliendo la necesidad incesante de un espacio físico donde los archiveros son confusos, su manejo es complejo y, complementando el punto anterior, depende 100% del talento humano para ser óptimo.
  • Aumento de productividad. Con la liberación del tiempo generada por la automatización, la productividad de la mano de obra se vuelve exponencial. Liberando la cantidad de tiempo que tendría que dedicar a tareas específicas en caso de no existir procesos automatizados, ahora puede enfocarse en labores que sí requieren 100% del talento humano para ser completadas.
  • Ahorro de costos. Los puntos anteriores, y primordial razón por la que la automatización es importante, se resume a la aminoración de costos, que implícitamente también reduce la cantidad de tiempo invertido. Si los costos y el tiempo fueron reducidos gracias a los procesos automatizados, se puede concluir que hubo éxito en su práctica.
Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: