¿Por qué no debes usar facturas ilegítimas? | Grupo Estrategia

¿Por qué no debes usar facturas ilegítimas?