La creatividad clave en el futuro laboral

Con la competencia educativa saturándose día con día, el título universitario ha dejado de ser una definitiva ventaja competitiva. Más allá de la naturaleza insustituible de algunas carreras que, por esencia, obligan al estudio especializado para su adecuado desarrollo, el presente premia de una manera cada vez más latente a la creatividad antes que al conocimiento mismo. Tener los mejores estudios universitarios, no implica tener las mejores oportunidades para el desarrollo profesional; tener las mejores ideas sí lo hace.

El tema no es nuevo. Thomas Alva Edison fue el inventor más prolífico del siglo XXIX y su carrera labrada desde los 16 años impidió que sintiera necesidad de concluir su escuela. De la misma forma, Wilbur y Orville Wright no tenían estudios universitarios que los facultaran como los más famosos referentes de la aviación y, sin embargo, lo son. Unas décadas más tarde, Walt Disney fue capaz de construir un imperio mágico y puede jactarse de nunca haber acudido a un aula universitaria. Incluso personajes como Steve Jobs, Bill Gates o Mark Zuckerberg, referentes informáticos del presente y para la posteridad, encontraron en la conclusión de su carrera universitaria un freno para aterrizar sus proyectos y mejor optaron por dejarla.

No se trata de abandonar la carrera, sino de incentivar a la creatividad

Con los ejemplos citados, la intención no es desalentar a las personas para que trunquen sus estudios o les den pausa. Sin embargo, sí es contextualizar que una carrera no es necesariamente la llave maestra que facultará a una persona para realizarse en el ámbito profesional. Más allá de las habilidades que se pueden desarrollar a través de los estudios, es de vital importancia comprender que la creatividad fue, es y seguirá siendo ampliamente valorada para el desarrollo personal y profesional.

Los grandes paradigmas que han cambiado a través del tiempo lo han hecho gracias a pensamientos creativos que permitieron llegar “más allá” de lo que ya estaba establecido. Y aunque ser referencia, tal y como lo son los personajes mencionados, parezca una labor compleja, es necesario tener presente su historia, a manera de comprender la trascendencia de la creatividad.

La creatividad es la gran clave en el futuro laboral, pero también lo es en su presente y ya lo fue en su pasado.

Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: