La administración de nómina es una tarea tan importante como compleja para cualquier empresa. Considerando que no todas las compañías, dentro de su industria, tiene especialización real en el pago de nóminas, esta labor puede tornarse complicada e incluso dejar muchas lagunas económicas que evitan la optimización, si es que no es tomada con la seriedad suficiente. Sin obviar mencionar que, esta práctica siempre debería ser tomada con la mayor seriedad posible.

Administrar una nómina requiere de un proceso minucioso y estandarizado que facilite el pago a los empleados sin errores en los cálculos. De esta manera, se puede evitar que los ingresos de una empresa presenten fugas. Una buena agencia de administración de nóminas tiene como función principal el ahorro de tiempo y dinero, en un proceso que es importantísimo para cualquier empresa y, sin embargo, no forma parte de la operación productiva de la misma.

Además de su función principal, una agencia de administración de nómina óptima: emitirá los recibidos correspondientes a cada periodo y para cada empleado, se hará caro de los cálculos y pagos de liquidaciones y finiquitos, generará el cálculo de los salarios diarios integrados y se ocupará de las modificaciones de salario ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como de las altas y bajas de los empleados de la empresa contratante y el cálculo y la gestión de los cobros de INFONAVIT y FONACOT.

La buena gestión de una nómina no es un tema nimio. Un empleado que suele tener inconsistencias en sus pagos, será un empleado no satisfecho. Al final, por mayor intención y compromiso que exista del talento humano dentro de una empresa, una de sus principales motivaciones será siempre la generación de ingresos. Por lo tanto, hacerlo de una forma que limite el margen de error al mínimo, es prioritario para cualquier empresa, en cualquier rubro.

Scroll to Top
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: